viernes, junio 18, 2021
Noticias

Alerta por fuga de gas en barrio de El Llanito

La pega ilícita a uno de los gasoductos de Ecopetrol, que pasa por el centro poblado del corregimiento El Llanito, generó una emergencia en el barrio Brisas de esa zona rural.

A través de un comunicado de prensa, Ecopetrol informó que desde el pasado jueves, 26 de octubre, se registran altos niveles de gas en un sector del barrio Brisas ocasionado por pegas ilícitas de la comunidad, pese a que en el área cuentan con un sistema de distribución legal.

“En inspección realizada por Gasoriente a las líneas de distribución de la zona, se evidenció que además de las redes domiciliarias de esta empresa, en el área hay una derivación no autorizada, que no cumple con el estándar técnico de seguridad”, se indicó en el documento.

Debido a los altos niveles de gas en el ambiente, la madrugada del viernes la firma Gasoriente procedió a la suspensión del servicio, inicialmente a 407 residencias y luego de verificaciones se restringió a 59 casas de una manzana e informó de la situación a la Oficina de Gestión del Riesgo de Barrancabermeja.

“Ecopetrol, una vez informada de la situación, procedió a cerrar la válvula de la derivación ilícita que estaba conectada al pozo 116 localizado en la zona, pero la comunidad volvió a abrirla. Debido a esta situación, el sábado en horas de la noche operadores de la Empresa procedieron a eliminar la válvula”, dijo la empresa en el comunicado.

El pasado domingo, Ecopetrol informó a Gasoriente para que se reactivara el servicio a las 59 residencias, pero en monitoreo al área, nuevamente se evidenciaron altas concentraciones de gas, así como una nueva pega ilícita, esta vez al pozo 115, uno de los tres localizados en el área.

Servicio de gas no ha llegado a todos los pobladores

El presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal del corregimiento El Llanito, Jorge Fernández, dijo que la situación en el barrio Brisas se originó debido a que Ecopetrol no ha instalado el gas domiciliario a algunos usuarios, por lo que la gente se vio en la obligación de volverse a pegar de manera ilícita al gasoducto.

“En la misma situación están otras veredas. Hace tres años en Campo Gala, Pénjamo, 16 de Julio y El Rodeo tenemos desde 2015 las redes instaladas pero no nos ha llegado el servicio”, dijo el líder.

VANGUARDIA