domingo, diciembre 5, 2021
Noticias

Investigan aparente suicidio de un barranqueño en La Dorada

No obstante, además de las festividades, lo esperaba su progenitora, en cuya casa, ubicada en el barrio San Antonio, se quedaría una corta temporada. Ese era su plan.

De hecho, las cosas parecían ir a pedir de boca y algunos vecinos y conocidos de la madre de este joven de 23 años de edad así lo describieron, ya que se le vio muy animado en los primeros días de fiesta.

Algunos llegaron a afirmar, incluso, que Jesús Alberto Duarte se había pasado de tragos en la etapa previa del Carnaval.

Lo cierto es que el viernes fue el último día que lo verían con vida, ya que el muchacho llegó a la vivienda de su mamá y horas más tarde fueron los investigadores del CTI los que tuvieron que acudir al barrio San Antonio. La tragedia había golpeado las puertas de este popular sector.

Triste final

Los vecinos de la carrera octava en La Dorada, generalmente alegres, tuvieron que bajar los decibeles de sus equipos de sonido y olvidarse por unos días del dichoso carnaval.

No podían entender, según declararon a Vanguardia Liberal, cómo era posible que ese muchacho que veían entrar y salir de manera decidida y muchas veces dicharachera, haya podido quitarse la vida a escasos metros de sus moradas.

Según declararon horas después del levantamiento del cuerpo, al parecer la decisión de acabar con su vida se hizo efectiva una vez estuvo solo.

“La mamá del muchacho había salido a trabajar, parece que él estaba amanecido y se despertó y después hizo lo que hizo.

Es un triste final. Había llegado de Barrancabermeja y mire cómo vino a terminar todo”, dijo un vecino consultado por este medio.

Efectivamente, tal como lo señalaron los vecinos, Duarte Pineda residía en una finca de Barrancabermeja, donde se desempeñaba como vaquero.

Hasta ayer las autoridades no tenían indicios claros de los motivos que llevaron a la víctima a colgarse de una soga en la carrera 8 de La Dorada.

VANGUARDIA