domingo, septiembre 26, 2021
Barrancabermeja

Santander cerró su peor mes de pandemia con 18 mil casos activos

Santander cerró su peor mes de pandemia con 18 mil casos activos

Preocupa, además del comportamiento epidemiológico con récord en cifras, el déficit de oxígeno, medicamentos y demás insumos hospitalarios para la atención de pacientes graves por COVID-19.

Junio fue, sin duda, el peor mes de la pandemia en Santander. Se registraron los picos más altos en casos positivos y fallecimientos, la red hospitalaria permaneció colapsada todo el tiempo, incrementó la operación de los hornos crematorios, se frenó la apertura total de todos los sectores, estudiantes tuvieron que suspender la alternancia y los medicamentos e insumos hospitalarios empezaron a escasear de una manera alarmante.

A corte del 30 de junio, el departamento reportaba un total acumulado de 192.656 casos positivos de COVID-19, 6.018 personas perdieron la batalla contra el Coronavirus. Hasta el 29 de junio, 18.112 casos estaban activos, 1.048 permanecían en hospitalización y 439 en Unidades de Cuidados Intensivos.

Cabe precisar que, durante los 30 días del mes que recién acaba de finalizar, se notificaron 58.582 casos positivos de SARS-CoV-2 y 1.451 fallecimientos. El pico más alto de reportes diarios, en cuanto a casos positivos, fue el 8 de junio con 3.064, mientras que, en lo que respecta a fallecimientos por el virus, la cifra récord fue el 21 de junio con 72 muertes.

Entre mayo y junio, el aumento de casos COVID-19 fue de 29.048, mucho más alto que el indicador de abril y mayo que fue de 19.446 y que, en su momento, fue considerado como el más significativo de la pandemia.

Álvaro Javier Idrovo, doctor en Epidemiología y docente del Departamento de Salud Pública de la Universidad Industrial de Santander, aseguró que el mes terminó sin tener un cambio en el comportamiento epidemiológico.

“El colapso hospitalario sigue, nos mantenemos en un pico enorme, donde continuamos con casos diarios por encima de los 2 mil. Insistimos en que es el peor momento que nos ha tocado por ahora. Esperábamos que para la primera semana de julio bajaran un poco los casos, pero parece ser que no será así, por lo que tendremos que esperar unas semanas más para ver cómo empiezan a disminuir esas cifras altas”, acotó.

Mario Castillo, anestesiólogo e intensivista, Presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo de Santander, comentó que hasta ayer, 30 de junio, las Unidades de Cuidados Intensivos en el departamento continúan al 100%, de igual forma hay sobreocupación en las áreas de urgencias.

“Es para nosotros alarmante terminar el mes de junio de esta manera y de mucha preocupación la situación actual del departamento, así como las variantes que están circulando porque afectan de diferentes maneras sin respetar poblaciones y estratos. Este tercer pico de la pandemia continúa en ascenso, tenemos más de 2 mil casos al día, desde hace más de 15 días”, aseveró.

Castillo reiteró, una vez más, que los pacientes críticos que están ocupando las UCI son mucho más jóvenes, comparados con el primer pico de la pandemia. De hecho, “muchas personas jóvenes están perdiendo la batalla en nuestro departamento por las variantes del virus, otros cuadros clínicos que se han presentado de una manera diferente y más agresivo, pese al manejo dado en cuidado intensivo”.

Escasez de insumos

Por otro lado, el Presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo de Santander, reconoció que la situación con los insumos es preocupante, pues no hay suficientes en el departamento para cubrir la alta demanda.

“Si nosotros atendemos un paciente con falla respiratoria y no le es suficiente la suplencia de oxígeno, procedemos con intubación orotraqueal, pero para hacer esto necesitamos medicamentos esenciales como anestésicos y relajantes neuromusculares. En estos picos de la pandemia hemos tenido déficit de dichos medicamentos y, por momentos, tenemos que utilizar estrategias diferentes que hacen más complejo el procedimiento y con riesgo mayor de complicaciones, además traumático para el paciente”, afirmó.

El oxígeno también se ha convertido en un ‘dolor de cabeza’, pues uno de los principales órganos afectados en los pacientes con enfermedad grave por COVID-19 son los pulmones.

“Un pulmón al estar enfermo no puede transferir el oxígeno que se respira hacia la sangre, entonces necesitamos darle concentraciones más altas oxígeno, pero por tantos casos que se han presentado hay una alta demanda de este servicio y ya no es suficiente lo que se está adquiriendo”, comunicó.

Castillo confirmó que frente a este desalentador panorama hay impotencia en el personal de salud, pues en ocasiones no ha sido posible suplir a todos los pacientes con lo necesario para que pueda tener una adecuada oxigenación.

Sobre este tema, precisamente, las diferentes instituciones mantienen su llamado a la Gobernación de Santander y al Ministerio de Salud y Protección Social. La Dirección General de la Foscal solicitó apoyo para la consecución de suministro de oxígeno, debido a las diferentes notificaciones que el proveedor les ha enviado indicando que por la situación nacional solo les puede suministrar el 52% del oxígeno que se está requiriendo.

“La cantidad máxima que nos ofrece es 16.716 kg/semana y nuestro consumo promedio de las últimas semanas es de 32.444 kg/semana”, precisó Jorge Ricardo León Franco, director general de la organización Foscal, enviada a Mauricio Aguilar Hurtado, gobernador de Santander, y a Luis Alexander Moscoso Osorio, viceministro de Salud Pública y Prestación de servicios.

No obstante, agregó que de no lograrse el cargue básico del consumo promedio se haría necesario iniciar un proceso de cierre de puntos de suministro de oxígeno, lo que conllevaría, obligatoriamente, al cierre de Unidades de Cuidados Intensivos y hospitalización por desabastecimiento.

“Como organización hemos gestionado todas las posibilidades de consecuencia con los productores y distribuidores de oxígeno. Sin embargo, ninguno nos garantiza el suministro requerido para el abastecimiento continúo en medio de este tercer pico de pandemia crítico que estamos atravesando”, subrayó León Franco.

DATO: Barrancabermeja es, hasta ahora, el único municipio de Santander que decidió volver a imponer el ‘Pico y Cédula’ en modalidad par e impar.

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aqui

La entrada Santander cerró su peor mes de pandemia con 18 mil casos activos se publicó primero en Noticias BVirtual.