domingo, septiembre 19, 2021
Noticias

El alcance de la integración de ISA S.A. al Grupo Ecopetrol.

Por Pedro Paz Ceballos.

El pasado viernes Ecopetrol anunció como información relevante a los mercados y al país, el cierre de la transacción con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público mediante la cual adquirió el 51.4% de la participación accionaria de ISA. S.A.1 En el cumplimiento de los 70 años de ECOPETROL al servicio de Colombia, dos hechos históricos deben ser destacados, la democratización de sus acciones y la compra del control accionario de ISA S.A.

El segundo hecho da como resultado la formación de un conglomerado energético de talla mundial, de exponencial importancia para el desarrollo socioeconómico de nuestra economía en un mundo globalizado. De este modo, Ecopetrol se anticipa y avanza en materia de transición energética haciendo realidad una oportunidad de esas que solo se presentan una vez en la vida, al consolidar sus activos con los de una empresa que es líder regional en el sector energético, quedando todo el control accionario bajo la propiedad del Estado.

Esta transacción, que representa un perfecto gana-gana, justa, limpia, eficiente e histórica para el Estado, atiende la promesa de construcción de futuro del gobierno Duque en materia de emprendimiento y equidad. Con esto, la empresa de economía mixta Ecopetrol y el Ministerio de Hacienda, le dan al mundo una muestra más del espíritu de emprendimiento y de la fortaleza empresarial de la economía colombiana. Un negocio de esta naturaleza y con estas características particulares, solo se puede
hacer si se tiene la intención de servirle al país y a sus empresas y no lo que ha ocurrido en otros casos en los que, se han enajenado a grupos de inversionistas extranjeros activos estratégicos de la Nación.

Colombia entera y Ecopetrol quedan con el segundo conglomerado de transporte de energía en el mundo. A la simbólica Iguana que representa la “Energía que transforma a Colombia”, se integra un aporte de EBITDA superior a un 15% que proviene de mercados regulados con precios estables y neutro en emisiones de carbón, lo cual representa para el país y para la empresa entrar en las grandes ligas en materia de posibilidades de negocio, generación de valor y oportunidades de empleo.

Es clave entender que solo Ecopetrol podía adquirir esta empresa mediante un contrato interadministrativo entre entidades estatales, en los términos explícitos consignados en el artículo 20 de la ley 226, y así conservar ISA y su potencial de expansión, dentro de los bienes en los que la Nación tiene participación mayoritaria. Cumplidas todas las valoraciones de mercado y dentro de todas las condiciones estipuladas por las partes, la opinión pública debe saber que otro tipo de oferta, no podía realizarse por convenio interadministrativo, pues se tardaría mucho más tiempo e implicaría entregar un activo estratégico a la inversión extranjera como hizo anteriormente con la venta de ISAGEN.

Mediante esta transacción, se le agregó valor y tamaño y al grupo Ecopetrol, al fisco le ingresaron más recursos de los esperados en la fallida reforma tributaria, y se preservó la participación del Estado en ISA S.A., donde el propio Ministerio de Hacienda y Crédito Público era su socio mayoritario, como también lo es de Ecopetrol.
Es de destacar que Ecopetrol, bajo la conducción del ingeniero Felipe Bayón y un equipo profesional de experiencia global, ha vivido en los últimos 4 años una gran transformación en materia de eficiencias operativas, en particular desde el 2019 ha adoptado y se ha adaptado culturalmente a los más rigurosos estándares ESG (E = medio ambientales. S = Sociales. G = Gobierno Corporativo), siendo la primera empresa en el mundo en sumarle a esa cultura operativa una función tecnológica que hace más efectivos y fuertes estos conceptos. (T = Tecnología. T.E.S.G.). Todo un concepto que internamente está ya operando en todas sus formas de medición, bajo el nombre de “SosTecnibilidad”.

ISA aporta al nuevo conglomerado valor económico, avance en materia de transición energética que atiende en un ámbito donde toman fuerza las tendencias de des carbonización y electrificación, la estabilidad propia de ingresos que provienen de
mercados regulados y una tradición de excelencia en conocimiento y ética de trabajo. Y ahora, ISA se incorpora al Grupo Ecopetrol; el conjunto empresarial más grande e importante del país, que cuenta con los más altos estándares de gobierno corporativo dentro de las empresas que cotizan en bolsas locales e internacionales; y, que no solo ha probado fortaleza y buen manejo durante la crisis, sino que además es una de las dos únicas empresas de petróleo y gas que a nivel mundial mantuvieron sus números en negro en el 2020.