viernes, julio 23, 2021
Barrancabermeja

Enfermedades después del derrame de crudo en Santander

El caso que más preocupa es el de dos niños, de 1 y 4 años, que completan 20 días registrando síntomas de diarrea, vómito y fiebre.

Se trata de los hijos de Amelia Pinzón, quienes han bajado de peso, están deshidratados y no registran mejoría, así lo aseguró la mujer, quien el 6 de abril los llevó al puesto de salud que Ecopetrol abrió en el corregimiento de La Fortuna.

“Me dijeron que era una virosis y a los dos les enviaron suero y acetaminofén. Eso no los curó. Como los vi más graves los llevé a la clínica San Nicolás en Barrancabermeja, pero tampoco se han mejorado”, aseguró Pinzón.

“La mayoría de los niños tienen problemas en la piel, como alergias, hay personas con problemas respiratorios y gastrointestinales”, recalcó.

Lina Marcela Gutiérrez, abogada que está visitando los sitios afectados dijo que en sus jornadas de asesoramiento observó el bajo estado de salud de los ‘vecinos’ del pozo 158.

“El aire de todo el sector se siente denso y la piel de los habitantes de veredas como La Cascajera se ve con alergias. Los problemas por el afloramiento son más graves de lo que se sabe”, denunció.

Agregó que ha conocido más de un caso en el que los pacientes van hasta el puesto de salud y solo reciben acetaminofén.

¿Qué dice Ecopetrol?

Al respecto, Evaristo Vega jefe del departamento de salud del Magdalena Medio de Ecopetrol, explicó que si los vecinos del campo se sienten enfermos deben acercarse a los puntos dispuestos para atenderlos.

Añadió que las diarreas son muy comunes en los niños, al igual que enfermedades respiratorias y de la piel.

Se está siguiendo todo un protocolo diseñado por el mismo Instituto Nacional de Salud, concluyó Evaristo Vega.

Fuente: laopinion.com.co