jueves, agosto 11, 2022
Sin categoría

¡QUE NO TE PASE! Crónica de cómo me robaron en el Centro Comercial Larcomar en Perú

Esta es la historia de una colombiana en Perú.

Siempre fue mi sueño visitar la Costa Central de Perú, porque en fotos veía lugares arqueológicos y playas, lo que me parecía la combinación perfecta para hacer mi viaje al norte de la región Lima.

Por eso decidí emprender hacia el distrito de Barranco, protegida por el imponente Cristo del Pacífico de 37 metros de altura y erigido sobre el Morro Solar. Allí observé el balneario de Barranco que se caracteriza por sus espléndidas playas que adornan su litoral, como Chorrillos y Miraflores

Luego de aquel maravilloso recorrido, llegó lo que más me gusta ¡IRME DE COMPRAS! Con mi esposo fui al Centro Comercial Larcomar, recorrí sus tiendas y me enamoré de unos tenis en Skechers. Me atiende una chica bastante amigable, le pido los tenis y ella me los trae. Al ponermelos quedo inmediatamente encantada, por lo que decido comprarlos.

El problema surge en la caja, cuando me dispongo a pagar. Entrego mi tarjeta de crédito, me comentan que no pasa la tarjeta y así me la pasaron tres veces, pero NADA, me insisten en que no se pudo cargar el valor de los tenis.

Mi esposo al ver esto, me da su tarjeta de crédito y la cajera me dice que «listos ya pasó con esta tarjeta». Sin embargo como no tenía señal, ya que al ser turista dependo del Wifi, al llegar al hotel esa noche, me llegan a mi correo los movimientos bancarios de ese día.

Para mi sorpresa, las 3 veces que pasaron mi tarjeta y me dijeron que todas fallaron, no fue así. Skechers me cobró 3 veces los tenis, es decir que he comprado los tenis más caros de mi vida. Que berraquera me dio eso.

Obvio voy a poner la queja al banco donde tengo mi tarjeta de crédito, pero les cuento mi historia para que esto no les pase a ustedes también.

¿Cómo es posible que esa tienda quiera dañar de esa manera el turismo en Barranca? ¿Cómo es posible que me roben de esa manera y en mi cara? Sí me preguntan si quiero volver a aquel mágico lugar la respuesta es NO.

No se aprovechen de los turistas ¡ESTO ES EL COLMO!